Se puede regular la temperatura de las habitaciones Gracias a los mecanismos de regulación y control de los sistemas de suelo radiante, no todas las estancias de la vivienda tienen que estar necesariamente a la misma temperatura, sino que se puede seleccionar la temperatura que más convenga en cada caso, según el confort que se desee alcanzar.

3. Ventajas del suelo radiante: se ahorra energía Para poder emitir calor, los sistemas de calefacción por suelo radiante calientan el agua que circula por sus circuitos hasta los 40-45 grados centígrados; una temperatura más baja que la que necesitan otros sistemas de calefacción, por lo que se trata de una solución energéticamente muy eficiente.

4. Combinado con otras energías renovables, el ahorro energético es mayor Aunque es posible disfrutar de calefacción por suelo radiante a través de distintos sistemas de energía, el ahorro energético podrá ser de hasta el 90 por ciento si se utiliza combinado con sistemas de energía renovables como la biomasa, la geotermia o los paneles solares.

5. Genera menos polvo y suciedad Al estar las tuberías ocultas en el suelo, se evita la acumulación de polvo en tuberías así como las manchas que de vez en cuando el aire caliente puede provocar en las paredes. Además, a penas genera ruido y no provoca corrientes de aire.

Compártelo

Deja un comentario