Torreclima - La provincia activa las alertas ante el sofocante calor y el riesgo de incendios

El calor intenso se ha instalado en la provincia de Alicante y, en general, en la Comunitat Valenciana, durante este fin de semana los termómetros han marcado temperaturas muy por encima de los 30 grados. La subida del mercurio ha obligado a la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) a decretar la alerta amarilla por altas temperaturas y a la Conselleria de Gobernación a activar el nivel de riesgo extremo de incendios forestales.

La localidad alicantina de Pinoso registró ayer la temperatura máxima de la Comunitat Valenciana con 37 grados, uno más que el sábado, en una jornada en la que se había activado la alerta amarilla por calor en Alicante y Valencia.

Pese a ello, según la Aemet, las temperaturas experimentaron ayer en general un moderado descenso respecto a la jornada del sábado.

En la provincia de Alicante , Jávea, con 33 grados, vio bajar el termómetro un grado, mientras que la capital el descenso fue de tres grados, al pasar de 35 a 32.

En la provincia de Valencia, Xátiva, que el sábado marcaba la máxima con 39 grados, se quedó ayer con 36, mientras que Oliva pasó de 35 a 30; y en la capital y en Polinyà los termómetros bajaron tres grados, y quedaron en 30 y 31 respectivamente. En la provincia de Castellón, tanto la capital de La Plana como Vinaròs se mantuvieron en 31 y 32 grados, respectivamente.

El nivel amarillo de alerta significa que no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta (por ejemplo la práctica de determinados deportes).

Los valores elevados del sábado en casi toda la Península son típicos de los primeros días del mes de agosto. De hecho, la Aemet tiene registrada en sus archivos la temperatura máxima absoluta de España, 47 grados en Sevilla, que se alcanzó un 6 de agosto del año 1946.

Ante las previsiones meteorológicas para la Comunitat, la Generalitat, a través del Centro de Coordinación de Emergencias (CCE), decidió mantener para ayer el nivel 3 de Preemergencia, riesgo máximo de incendios forestales, en la provincia de Alicante , así como en el interior de las provincias de Castellón y Valencia.

Este nivel de Preemergencia supone la prohibición de realizar cualquier tipo de fuego, incluso en las zonas recreativas autorizadas, y por ello, se suspenden todas las autorizaciones otorgadas, así como las acciones que recojan los planes locales de quemas.

El CCE mantiene contacto con todos los ayuntamientos y organismos de emergencia con el fin de informarles de la situación de Preemergencia.

Además, los efectivos que conforman el plan especial ante el riesgo de incendios forestales de la Comunitat Valenciana se encuentran en máxima alerta por si es necesaria su intervención.

La Generalitat recuerda que hay que seguir en todo momento las instrucciones derivadas de la máxima alerta por incendios en cuanto a la utilización del fuego para evitar que una negligencia pueda ocasionar daños mayores y recomienda extremar la precaución en todas las áreas forestales de la Comunitat.

Fuente: www.laverdad.es

Compártelo

Deja un comentario